23/10/2014 Comments (3) destacado, noticias

Gore-Tex Walk Day en Brixen

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

El domingo 19 de octubre fuimos a probar las nuevas zapatillas con Gore-Tex Surround dentro del Walk Day convocado por el IMS, se trataba de una ruta sencilla, usando el Funivia que te ahorra 1000 metros de desnivel por un camino de fuerte pendiente. Parte del recorrido lo habíamos hecho Sergio Mayayo y yo el día anterior cuando subimos al Monte Telegraph que con 2486 metros es el punto más alto del Plose. El Plose se trata de una montaña muy humanizada, con remontes para la práctica del esquí y un par de refugios que permiten tomarse una salchicha y una cerveza sentado en una terraza con estupendas vistas.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Nuestro recorrido empezó en la estación del Funivia, allí la gente de Gore-Tex nos dió un pequeño botiquín de emergencia, ya se sabe, la seguridad ante todo, y como no podía ser de otra forma, su parte externa protegía el interior usando una membrana de Gore-Tex.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Desde abajo la parte alta se veía cerrada por las nubes, las previsiones eran de buen tiempo con temperaturas entre 0 y 14 grados, pero cuando llegamos a la estación superior, un radiante sol nos recibió, habíamos superado la barrera y teníamos a nuestra disposición un bonito mar de nubes para fotografiar.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Y comenzamos a caminar, por unas cuestas moderadas, en el primer punto en el que nos reagrupamos todos, Peter Habeler hizo una introducción del entorno y sus primeras andanzas con Reinhold Messner por la zona, aunque en alemán por lo que unos cuantos no nos enteramos de lo que dijo ya que la versión en inglés fue mucho más corta.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Por suerte Hervé Barmasse hablaba italiano e incluso un poco de Español gracias a sus viajes por la Patagonia:

Seguimos ascendiendo combinando caminos y pistas de esquí hasta que llegamos al refugio Plose, allí nos tenían preparado un tentempié, a base de salchicha, mostaza y brezel.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Allí coincidimos con Peter Habeler, compartimos mesa con él, con el neozelandés Mark Inglis y la alemana Ute Watzl quien hablaba un perfecto español tras vivir un tiempo en Granada. Durante la comida fue un placer escuchar las historias de Habeler e Inglis sobre sus aventuras en el Everest mientras el sol calentaba nuestras espaldas.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Durante el camino también conocí a un par de simpáticas suecas, Angeliqa Mejstedt y Jonna Jinton ambas hablaban algo de español y Jonna mostró mucho interés en el Camino de Santiago por lo que tanto Sergio como yo le dimos algunos consejos. ¡Espero que algún día se anime a hacerlo!.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

La última parte del recorrido era bajar hacia el refugio-hotel de Rossalm donde comimos, en mi caso un surtido de quesos tiroleses.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

En medio de la terraza exterior, un par de periodistas hacían preguntas a los montañeros invitados, rodeados de familias que habían subido hasta allí para disfrutar de un día tan estupendo.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Sólo quedaba regresar al Funivia por el Woody Walk, un camino sencillo que nos permitió tomar las últimas fotos de la zona.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

Buscando los colores del otoño e imaginando cómo sería la zona en pleno invierno, cubierta de nieve.

Gore-Tex Walk Day. IMS Brixen

En resumen, fue un día con el tiempo perfecto, buena compañía y paisajes magníficos. En total 12,9 kilómetros, 1396 metros de desnivel, de los cuales aproximadamente 1000 fueron con medios mecánicos y unas cinco horas de actividad. ¿Qué más se puede pedir?

goretexwalkday

Pues que el calzado responda y en esta ocasión fue así, las Mammut Comfort llevan la nueva suela Gripex desarrollada por la marca y no tuvo ningún problema en el terreno que pisamos. No encontramos agua por el camino, pero una prueba en la ducha del hotel sirvió para comprobar su impermeabilidad y las sensaciones del nuevo Surround son buenas, su nivel de transpirabilidad es comparable al de un calzado sin membrana. Aunque incidiremos en todo ello cuando hayamos caminado unos cuantos kilómetros con ellas y hagamos una prueba más a fondo.

cena (foto de Jonna Jinton)

Tras pasar por el hotel, bajamos a Brixen para la cena, compartimos mesa con nuestras amigas suecas, y con los británicos Leanne Downs y Shaun Johnson.

La última actividad programada del día fueron las presentaciones Mountain Xtreme by Gore-Tex, donde previamente se falló el concurso de fotografía del IMS, ganado por el polaco Georg Kantioler.

La primera presentación fue de Sebastian Steudtner quien nos contó cómo un alemán acabó haciendo surf en Hawaii para luego pasarse al surf de olas gigantes.

El siguiente fue Warren Verboom que nos contó su peculiar forma de hacer barranquismo, el freestyle, una variedad que parece haber nacido para Youtube.

La última charla fue más emotiva ya que la escaladora y saltadora base Steph Davis nos habló de sus pasiones así como de sus pérdidas, con un mensaje final positivo.

3 Responses to Gore-Tex Walk Day en Brixen

  1. Mayayo dice:

    lindos días los que pasamos en Brixen, si señor. aprendiendo cosas nuevas y compartiendo unas cuantas cervezas y metros de desnivel por Dolomitas. Mas como esta…. 🙂

  2. admin dice:

    Sin duda, a pesar de que Lufthansa intentó empañarlo, el recuerdo es imborrable.

  3. bretema dice:

    Esas zapatillas tienen una pinta estupenda. Esperando que las pruebes más a fondo y nos comentes. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *